euskaraespañol

Imagen del día

El 13,5% de la población vasca afirma haber sido testigo de agresiones físicas motivadas por la orientación o la identidad sexual

Según Neurtu 2021, el barómetro de Ikuspegi sobre la diversidad en la CAE

  • Noticias

Fecha de primera publicación: 28/06/2022

Imagen
De izquierda a derecha: Julia Shershneva, Monika Hernando, Gorka Moreno y Lía González | Foto: UPV/EHU

La sociedad vasca se muestra muy abierta a la diversidad sexual y de género, aunque reconoce que el colectivo LGTBI sufre discriminación en algunos ámbitos.  Así lo refleja el informe Neurtu 2021. Barómetro sobre la diversidad en la CAE: Percepciones y actitudes hacia la diversidad sexual y de género, realizado por Ikuspegi. En esta primera edición de 2021, la encuesta se centra en las actitudes hacia la diversidad sexual y de género y el colectivo LGTBI.

Tal y como han explicado en rueda de prensa esta mañana Monika Hernando, directora de Derechos Humanos, Víctimas y Diversidad del Gobierno Vasco; Gorka Moreno, vicerrector del Campus de Bizkaia de la UPV/EHU; Julia Shershneva, directora de Ikuspegi; y Lía González, investigadora de Ikuspegi, el 86,3% de la población vasca se muestra a favor de que las instituciones garanticen la igualdad de oportunidades de las personas LGTBI. Además, es destacable el porcentaje de aceptación del derecho al matrimonio de lesbianas y gais, que asciende al 92,6%. De igual modo, supera el 80% el grado de aceptación relativo al derecho de las personas LGTBI a formar familias con descendencia, ya sea mediante adopción u otras vías legalmente reguladas.

Los datos obtenidos indican, en palabras de Monika Hermando, que “la sociedad vasca se muestra mayoritariamente abierta y a favor de la diversidad sexual y de género y la no discriminación del colectivo LGTBI, sobre todo en los aspectos normativos y formales”. De hecho, el Índice vasco de apertura hacia la diversidad sexual y de género se sitúa en 75,77 puntos sobre 100. Un valor que refleja la posición mayoritariamente abierta, tolerante e inclusiva de la sociedad vasca.

Por su parte, Julia Shershneva, directora de Ikuspegi, ha destacado que “aunque el grado de aceptación respecto a compartir espacio de trabajo con personas LGTBI ronda el 95%, paradójicamente, es en el ámbito laboral donde la sociedad vasca percibe una mayor discriminación contra el colectivo: un 48,6% de las personas encuestadas considera que las personas LGTBI tienen dificultades añadidas en la búsqueda de empleo”.

En lo tocante a visibilidad y expresión social, en torno al 60% de la población reconoce que el colectivo LGTBI sufre invisibilidad y limitaciones a la hora de expresar libremente su identidad. El 91,4% de las y los encuestados considera positivo que se respete la identidad de género propia al recibir atención por parte de la Administración Pública; en esta misma línea, un 82,2% acepta que la documentación oficial incluya más opciones de género que las tradicionales “hombre” y “mujer”.  Además, el 86,8% de la población se muestra a favor de que el Sistema Sanitario Público cubra el derecho a la reasignación de sexo.

No obstante, estos datos de apertura y aceptación formal mayoritaria hacia la diversidad sexual y de género contrastan con los datos de discriminación que la sociedad vasca cree que sufre el colectivo LGTBI. Tal y como recoge el estudio, más del 50% de la población vasca declara haber escuchado o presenciado comentarios negativos o rumores sobre alguien debido a su orientación sexual y/o identidad sexual o de género, así como burlas, bromas, chistes, imitaciones o gestos ofensivos. El 42,5% de la población declara asimismo haber escuchado insultos, como “maricón”, “bollera” o “travelo”; un 17,9% manifiesta haber tenido conocimiento de amenazas; un 13,5% de agresiones físicas y un 22% declara haber conocido situaciones en las que se ignora, no se deja participar o se aísla, por idénticas razones, a una persona o grupo.

El informe ofrece, asimismo, una aproximación hacia las actitudes y percepciones de la población vasca hacia la diversidad y discriminación en general.  En lo referido a las características personales, la discriminación percibida como más extendida es la que afecta al pueblo gitano; un 65,8% de las personas encuestadas afirma que está muy o bastante extendida. Le siguen la discriminación relativa al origen étnico, que un 50,6% percibe como muy o bastante extendida; la relativa a personas transexuales o transgénero (47,4%) y la que alude al color de piel (46,3%).

Es también muy reseñable otra de las conclusiones derivadas del estudio: un 73,8% de la población vasca afirma no saber cuáles son sus derechos en caso de ser víctima de discriminación, frente al 23% que sí afirma conocerlos.

Finalmente, el Vicerrector del Campus de Bizkaia de la UPV/EHU ha destacado que “como Universidad tenemos que profundizar y seguir indagando en estas cuestiones, tan relevantes para detectar e identificar los principales rumores y estereotipos que existen en nuestra sociedad”.

Ikuspegi, activo desde el año 2004, está vinculado al Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco y a la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea. Su objetivo principal es conocer y analizar la diversidad en la CAE, así como la incidencia de los flujos migratorios.

Enlace al informe NEURTU 2021:

https://www.ikuspegi.eus/documentos/neurtu/2021/neurtu2021cas.pdf