null

Qué y cómo comer: consejos de alimentación para la cuarentena

El profesor Bittor Rodríguez nos ofrece unos consejos para mantener unos hábitos alimenticios saludables durante el confinamiento causado por el COVID-19

  • Reportajes

Fecha de primera publicación: 15/04/2020

Foto: Daria Obymaha (Pexels).

Mantener una alimentación saludable es más importante que nunca durante estos días que nos toca pasar en casa. Por ello, además de tomarse la situación con calma, podemos aprovechar el tiempo para mejorar nuestras costumbres alimenticias.
Ha de tenerse en cuenta que estos días tenemos más tiempo para comer y menos para hacer ejercicio físico (lo que genera un menor gasto energético). Por ello, es importante llevar una alimentación frugal: moderada en energía y rica en fibra y agua. Las frutas y verduras serán nuestras aliadas si las convertimos en protagonistas de nuestra dieta.
Aquí tenemos algunos consejos preparados por el profesor de la Facultad de Farmacia Bittor Rodríguez:


PLANIFICACIÓN

  • Planifica el menú teniendo en cuenta:
    • El concepto de plato saludable.
    • Consumir verduras durante las comidas: no solo en el almuerzo o la cena, también en la merienda con un bocata vegetal. ¡Cuantas más mejor!
    • Intercalar fuentes de proteína limpias en las comidas principales: legumbres, pescado, huevos, carnes blancas o magras.
  • Con tanto tiempo a nuestra disposición, la tentación de picar entre horas aparecerá a menudo. Prepara un ‘rincón de las tentaciones’ con bocados sanos: fruta fresca o deshidratada, frutos secos crudos sin sal, infusiones y del estilo.
  • Recuerda implicar a los más pequeños en esta planificación, ¡es la ocasión perfecta para enseñarles la importancia de la organización!

COMPRA SEMANAL

  • Compra lo más cerca posible siguiendo el menú planificado.
  • Al comprar productos para una semana o más, recuerda que las frutas de temporada y las verduras son protagonistas.
  • Compra legumbres diferentes: aprovéchate de este alimento sano, versátil y barato.
  • Compra pescado fresco para comer el mismo día o congelado para consumir durante la semana.
  • ¡Recuerda los huevos! Tienen una caducidad larga y pueden prepararse de muchas maneras, además son baratos.
  • Los bollitos de pan son muy útiles para congelar (mejor si son integrales) y reducir la necesidad de salir.
  • Olvida los alimentos precocinados, ¡tienes más tiempo que nunca para cocinar!

COCINA

  • Cuida la limpieza, sobre todo con las manos y los alimentos que requieren de lavado.
  • Si no te gusta el pan congelado, ¡atrévete a hacer pan casero! ¿Por qué no?
  • Es una oportunidad sin igual de cocinar en familia, elige el menú con los peques y a cocinar juntos.
  • Aprovecha para encontrar recetas de verduras adecuadas para los niños y amplía la carta para futuras comidas.
  • Utiliza las videollamadas para compartir el tiempo en la cocina con amigos y familia. Es el momento de aprenderse las recetas de aita y ama (o de los aitona-amonas).

OTROS HÁBITOS

  • Cuida la hidratación durante las comidas y bebe agua durante el día.
  • Adecua tus ejercicios físicos favoritos al entorno doméstico, en la red encontrarás infinidad de propuestas diferentes.
  • ¡Guarda tiempo para tomar el sol! Si el tiempo lo permite sal a la ventana o mantente cerca mientras escuchas música, lees, etc.