Reflexión sobre la estrategia “De la Granja a la mesa” para un sistema alimentario sostenible en Europa

En esta estrategia, recientemente publicada por la Comisión Europea, han participado las investigadoras de la UPV/EHU Mirene Begiristain y Goiuri Alberdi

  • Noticias

Fecha de primera publicación: 23/06/2020

Foto: Juan Manuel Garcia Bilbao. Pixabay

La estrategia "De la granja a la mesa" (Farm-to-Fork en inglés) es uno de los pilares del "Pacto Verde" europeo, cuyo objetivo es lograr sistemas alimentarios justos, saludables y respetuosos con el medio ambiente. Esta nueva estrategia, "de la granja a la mesa", tiene muchos puntos positivos, pero también plantea inquietudes. Es por eso por lo que 23 personas del ámbito académico de diferentes universidades y centros de investigación europeas, incluidas las investigadoras de la UPV/EHU Mirene Begiristain y Goiuri Alberdi, se han reunido para analizar esta estrategia y valorar su contribución a un sistema alimentario justo, saludable y sostenible. Las conclusiones y aportaciones de esta reflexión han sido recogidas en una carta que ha sido enviada al Vicepresidente Timmermans de la Comisión Europea.

El grupo de investigadoras remarcan positivamente la visión a largo plazo que muestra esta estrategia, una estrategia que fortalece el compromiso necesario para la transición. Asi mismo, la propuesta de desarrollar para el 2023 un marco legal para sistemas alimentarios sostenibles, también supone el desarrollo de instrumentos vinculantes para el cambio. Según los investigadores, hay otros criterios que son muy bienvenidos dentro de la estrategia "De la granja a la mesa", como son: el reconocimiento de un enfoque integral de los sistemas alimentarios; el establecer objetivos para el uso de pesticidas químicos, fertilizantes, agricultura orgánica y resistencia a los antimicrobianos; mostrar la importancia del "entorno alimentario" para abordar muchos de los desafíos asociados con la nutrición; o, el establecer un sistema tributario que refleje los costos reales de los alimentos.

En opinión de este grupo de investigadores e investigadoras, la estrategia tiene muchos puntos positivos. Sin embargo, con el análisis han advertido que estos puntos están integrados en un marco obsoleto, enfatizando la necesidad de ir más allá del paradigma del crecimiento económico (crecimiento verde).

De hecho, han destacado una serie de preocupaciones, que basadas en evidencias científicas, pueden ser un obstáculo para el desafío de la nutrición sostenible. La estrategia no tiene en cuenta los efectos negativos del modelo actual de producción industrial de alimentos; la estrategia no destaca otros modelos de producción, como la agroecología, que han demostrado ser efectivos en el camino hacia la sostenibilidad. Por otro lado, es también muy reseñable la falta de compromiso con la ganadería extensiva, teniendo en cuenta de que la ganadería intensiva no cumple con los objetivos establecidos ni en términos del medio ambiente ni en términos de una dieta saludable. La falta de mención de las cadenas de suministro alternativas también es preocupante, ya que claramente cumplen con los objetivos principales de la estrategia "De la granja a la mesa" (proporcionar alimentos accesibles, saludables y sostenibles). Esta estrategia tampoco aborda las necesidades de los productores recién establecidos, como la falta de tierra o los costos entre otros, y no tiene en cuenta los desafíos asociados con la falta de relevo generacional en el medio rural.

La carta aborda otra serie de temas, como el consumo alimentario, la educación, los modelos de gobernanza, los derechos de los trabajadores y / o la investigación e innovación. Todas ellas habrán de tenerse en cuenta por la centralidad de la estrategia “Del Caserío a la Mesa” en la estrategia Horizon Europe próximo Programa Marco Europeo de Investigación e Innovación.

LINK A LA CARTA (4 idiomas: euskara, español, ingles, frances)