null

TFGs comprometidos con el desarrollo sostenible

El II Congreso de estudiantes reconoce la investigación del alumnado relacionada con los ODS de la Agenda 2030

  • Reportajes

Fecha de primera publicación: 23/10/2019

Momento de la entrega de diplomas al alumnado premiado

El II Congreso de Estudiantes cerraba sus puertas el pasado jueves, 17 de octubre, con la entrega de los premios a los Trabajos Fin de Grado que han investigado asuntos relacionados con la sostenibilidad del planeta. En total, 61 propuestas procedentes de 30 áreas de conocimiento y ocho premios en los cuatro ejes propuestos: Personas, Planeta, Prosperidad y Paz-Alianzas. Hablamos con algunas de sus protagonistas.

Ane Kareaga es estudiante de Bellas Artes, quería demostrar que los estereotipos de lo masculino y femenino nos afectan en la educación desde que nacemos y cómo se transmiten a través del diseño gráfico. Y así lo reflejó en su Trabajo Fin de Grado.

Olatz Martínez e Idoia Ruiz de Apodaca han finalizado sus estudios de ‘Energías Renovables’ en la Escuela de Ingeniería de Gipuzkoa (Eibar). Para la investigación de sus TFG analizaron, de manera coordinada, los efectos de los productos con que las empresas textiles desgastan las telas vaqueras y propusieron una alternativa medioambientalmente más sostenible.

Haizea Vianez, por su parte, resaltó en su trabajo las deficiencias de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas a la hora de definir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para el Comercio Libre y sugirió diferentes alternativas para corregirlas.

Son cuatro de las 61 contribuciones presentadas a la convocatoria del II Congreso de Estudiantes para Trabajos Fin de Grado relacionados con los Objetivos de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, que apoyan numerosos organismos públicos, como la UPV/EHU.

Una iniciativa con la que, como explica la directora de Sostenibilidad de la UPV/EHU, Estíbaliz Saez de Cámara Oleaga, “tratamos visibilizar y reconocer los mejores TFG del alumnado que ha realizado una aportación significativa para preservar el medio ambiente, el bienestar de las personas, la prosperidad y la paz, como dice el lema de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, sin dejar a nadie atrás”.

Ane, Olatz y Haizea han sido algunas de las ocho estudiantes premiadas en esta edición, en la que participó alumnado de 30 grados diferentes. De hecho, los proyectos ganadores de los cuatro ejes de la convocatoria (Personas, Planeta, Prosperidad y Paz-Alianzas) proceden de áreas tan diversas como Psicología, Farmacia, Derecho, Ingeniería Química Industrial, Ingeniería en Energías Renovables, Creación y Diseño y Administración y Dirección de Empresas.

Y es que, como asegura Ane Kareaga, ganadora del primer premio en la categoría ‘Personas’, “la sostenibilidad se puede trabajar con cualquier área de conocimiento. También desde el arte se pueden hacer muchas cosas”.

La Directora de Sostenibilidad, que también ejerció como miembro del comité científico que analizó los trabajos, subrayaba “la elevada calidad de las propuestas” y, añadía, “a quienes estuvimos en las presentaciones nos sorprendió muy gratamente la habilidad comunicativa de nuestro alumnado y la capacidad para abordar los problemas de forma integral”.

 

Compromiso con la sostenibilidad

Las tres estudiantes coinciden en que la recomendación de su profesorado fue determinante para que participaran en la convocatoria, ya que fueron quienes les informaron y animaron a ello.

Haizea cree que “la juventud está tomando conciencia, poco a poco, de problemas como el cambio climático, pero todavía queda bastante”. En su opinión, “la gente de nuestra edad no conoce o tiene claro qué es eso de la Agenda 2030”.

Para esta estudiante de Administración y Dirección de Empresa (ADE) y ganadora del primer premio en el Eje ‘Paz y Alianzas’, “el alumnado tiene en mente otras prioridades: comenzamos los estudios con una crisis y salimos de la facultad con lo que parece que es el inicio de otra -explica-, así que las preocupaciones de la mayoría son individuales, como el trabajo u otras”, concluye.

Por eso, entiende que iniciativas como esta son “muy interesantes, porque habrá más estudiantes que se plantearán hacer trabajos sobre la ‘Agenda’, podrán conocer sus planteamientos y eso les permitirá tomar mayor conciencia sobre ello”.

Olatz, ganadora del primer premio en la categoría de ‘Prosperidad’, coincide con Haizea. Esta estudiante, que tuvo la oportunidad de desarrollar parte de su TFG en el MIT, resalta también la importancia de desarrollar investigaciones enfocadas a la sostenibilidad. En su opinión, “este tipo de convocatorias son fundamentales para que la juventud tomemos conciencia, poco a poco, de nuestra responsabilidad y de la situación del planeta. Tenemos –entiende- un papel decisivo a la hora de evitar que el planeta empeore”. Sin embargo, advierte que “el papel principal lo tenemos nosotras y nosotros, pero la responsabilidad debe recaer principalmente en la gente mayor que está al mando”.

 

Puesta en práctica de los TFG

Otro de los objetivos que se plantea el Vicerrectorado de Innovación, Compromiso Social y Acción Cultural con estas convocatorias es, explica Saez de Cámara, “que los TFGs no se queden en los cajones de los despachos o en las baldas de la biblioteca, sino que el alumnado lo comparta con la comunidad universitaria y agentes externos (futuros empleadores, organizaciones público-privadas, tercer sector,…) para que ojalá pase de ser un trabajo fin de grado a un proyecto real”.

Y parece que alguna de las propuestas se llevará a la práctica en breve, como el proyecto de Ane Kareaga. Para llevar a cabo su proyecto para combatir los estereotipos de género desde la infancia esta graduada en Creación y Diseño se está poniendo en contacto con entidades del mundo de la Educación y la Igualdad. Quizá lo veamos en la calle dentro de poco.

La convocatoria de estos premios está ya asentada, como avanza la directora de Sostenibilidad, “en estos momentos estamos evaluando la segunda edición y en la próxima primavera (2020) comenzaremos con la organización de la tercera”.

El próximo congreso se realizará entre junio y septiembre. Quien tenga interés en saber cómo desarrollar un TFG para poder presentarlo a estos premios, puede ponerse en contacto con la Dirección de Sostenibilidad, donde le explicarán cómo poder llevarlo a cabo.