Administración electrónica

Las leyes 39/2015, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas y 40/2015, de Régimen Jurídico del Sector Público desde su entrada en vigor han supuesto un cambio fundamental en la forma de trabajar de las administraciones en sus relaciones con la ciudadanía: la tramitación electrónica debe dejar de ser una forma especial de gestión de los procedimientos para constituir la actuación habitual y preferente de las Administraciones.

Teniendo como referencia esta premisa, el SIMA establece una serie de líneas de trabajo a corto, medio y largo plazo cuya meta a alcanzar es lograr una administración 100% electrónica y eliminar el papel de nuestra universidad.