‍Alteraciones

Una alteración es un proceso (hidratación, oxidación, etc.) generalmente tardío y superficial, que transforma un mineral en otro (u otros). Los tipos de procesos de alteración son múltiples y complejos, varían dependiendo del tipo de mineral y tienen lugar por cambios de temperatura, cambios químicos, exposición atmosférica con abundancia de agua y oxígeno, cambios de pH, etc.


Estos procesos pueden comenzar en las zonas de borde de los cristales, planos de exfoliación, o fracturas, y pueden llegar a transformar completamente al mineral original. Es interesante indicarlas cuando son muy importantes o en aquellos casos en los cuales el tipo de alteración puede ayudarnos a identificar el mineral original.

Alteración de una biotita (marrón), con transformación a clorita (verde) a lo largo de los planos de exfoliación. Luz polarizada plana.

Lado mayor de la imagen = 1.3 mm

Alteración a serpentina en fracturas y bordes de grano de cristales xenomorfos de olivino. Polarizadores cruzados.

Lado mayor de la imagen = 6.5 mm

Alteración sericítica (micas blancas de grano fino) en las plagioclasas, que en este caso afecta más intensamente a los núcleos (más cálcicos). Luz polarizada plana.

Lado mayor de la imagen = 3.4 mm

Alteración a micas blancas de grano fino (sericita) en los bordes de un cristal de estaurolita. Polarizadores cruzados.

Lado mayor de la imagen = 4.6 mm

Alteración (oxidación a hematites) en los bordes de grano y en los planos de exfoliación de una siderita. Luz polarizada plana.

Lado mayor de la imagen = 6,5 mm

Granate ligeramente oxidado en los bordes y en las fracturas. Luz polarizada plana.

Lado mayor de la imagen = 2.7 mm

Alteración característica de la cordierita, a cloritas amarillo verdosas de tipo pinnita (pinnitización). Luz polarizada plana.

Lado mayor de la imagen = 1.3 mm