Color y pleocroísmo

En una descripción petrográfica el color es una de las propiedades más evidentes e inmediatas y se debe describir el tono, intensidad, posibles variaciones... . No se debe de confundir con el color de interferencia que se observa con los polarizadores cruzados. 


Un mineral que no presenta coloración se define como incoloro, y no es correcto emplear términos como blanco o transparente. Un mineral no transparente es opaco y se estudia  con un microscopio de luz reflejada.


El color es la respuesta del ojo humano a las radiaciones del espectro visible que le llegan desde un objeto. Al microscopio petrográfico, un mineral se ve del color correspondiente a las longitudes de onda del espectro visible que lo atraviesan más fácilmente.

Pleocroísmo. En el microscopio petrográfico, la utilización de luz polarizada plana puede afectar al color. Un mineral puede variar la forma de absorber las diferentes longitudes de onda (y por lo tanto su color) en función de su orientación respecto al plano de polarización de la luz incidente. En estos casos, al girar la platina del microscopio observamos una variación de color que se denomina pleocroísmo. Los minerales pleocroicos pueden mostrar cambios, más o menos evidentes, en el tono o en la intensidad del color.


A la hora de describir el color debe hacerse con la precisión suficiente. El pleocroísmo se indica en función de la variación de los colores y de su intensidad, puede ser débil, marcado, muy intenso,... En el caso de varios granos del mismo mineral debemos describir el pleocroísmo más evidente que encontremos.

A) Variación de la absorción las diferentes longitudes de onda, en un mineral pleocroico, en función de su orientación (modificado de Bloss, 1970). B) Ejemplo de mineral con pleocroísmo intenso, al girar la lámina 90º el color varía desde un amarillo claro-beis hasta un marrón oscuro.

Mineral incoloro, cuarzo, asociado a minerales coloreados, anfíbol  verde. Luz polarizada plana.

Lado mayor de la imagen = 3.5 mm

La coloración varía en los diferente granos en función de la orientación, debido a su intenso pleocroísmo (agregado de cristales de biotita). Luz polarizada plana.

Lado mayor de la imagen = 2 mm

Minerales opacos acompañados de minerales transparentes de diferentes coloraciones (epidota, granate, feldespatos y cuarzo). Luz polarizada plana.

Lado mayor de la imagen = 2.7 mm

Cristal automorfo zonado de andalucita mostrando un pleocroísmo suave (incoloro-rosa) más visible en el centro del cristal. Luz polarizada plana.

Lado mayor de la imagen = 2.3 mm

Preocoismo evidente, en diferentes tonos de colores amarillo-verdoso, en un grano xenomorfo de epidota (pistacita). Luz polarizada plana.

Lado mayor de la imagen = 2.5 mm

Pleocroísmo muy intenso, entre azul oscuro (casi opaco) y tonos verdosos, en un cristal de riebeckita.  Luz polarizada plana.

Lado mayor de la imagen = 2.3 mm

Pleocroísmo inverso. El color claro se da con la dirección alargada del mineral coincidiendo con la posición del polarizador (E-W del microscopio). Es muy poco habitual y entre los minerales comunes solo lo presenta la turmalina. Luz polarizada plana.

Lado mayor de la imagen= 2.3 mm