Denok Batera

 

 

Una tormenta de verano desmochó la copa de un gran pino; una vez comprobado  que el árbol está  totalmente muerto, se plantea la idea de realizar una escultura  en el contexto y recorrido del proyecto "arboretum".


Iñigo Varona, escultor y alumno de tercer ciclo del Dto. de Escultura de la Facultad de Bellas Artes,  asume la iniciativa y propone ejecutar una talla directa que parta del propio tronco.


El título de la obra "DENOK BATERA" está construida desde lo individual a lo colectivo. Desde la noción de monumento, esta obra ensalza y homenajea la colectividad como algo positivo y necesario para llegar a un fin.


 

 

 

 

Simbólicamente la pieza muestra unas personas imbricadas, unas encima de otras, soportando un gran tronco. Ese gran peso es soportado gracias  a todas las figuras; a su vez, el peso, es un vestigio que rememora la presencia de un árbol que existió y fue desmochado por una tormenta de aire.

La conservación de la parte superior del tronco testigo de lo que fue (memoria) y el uso de una policromía estudiada, permite la integración de la obra en el paisaje.