Facultad Cero

Facultad Cero

Crónica del Encuentro Facultad Cero en la Universidad del País Vasco (UPV/EHU)

 

 

111 personas inscritas al primer Encuentro de Facultad Cero de UPV/EHU. 106 personas en directo en el pico donde más personas han estado conectadas en Blackboard Collaborate (BBC). Pocas bajas y muchas ganas de mejorar.

Después de dar las gracias a los asistentes, Mirari Ayerbe quien lleva la Dirección del Servicio de Asesoramiento Educativo ha dejado claro que es momento de ir desde la queja hacia las oportunidades. Al igual que Mikel Villamañe, director de eCampus, quien ha agradecido a su antecesor José Luis Pizarro y al resto del equipo el trabajo realizado en los últimos meses. Mikel nos ha dejado datos aplastantes: más de 14000 tareas creadas, más de 10000 pruebas realizadas, 3800 sesiones cada día en BBC, más de 2500 dudas resueltas por el CAU,…”¿Quejas? Por supuesto las ha habido. Las quejas son lo que más llama la atención y con lo que nos quedamos a veces. Pero más allá de esto, hay mucho trabajo y mucho que mejorar. Habrá cambios en eGela para una mayor interacción y también por ejemplo en la pizarra de BBC”.

Y sí, mientras Mikel hablaba en el chat surgían algunos temas como: “En vez de herramientas privadas, ¿por qué no utilizamos herramientas abiertas? ¿Cuánto se ha gastado la UPV/EHU en las licencias de este programa?”

Tras las intervenciones de estas dos personas, ha sido momento de Esteban Romero, Director de Medialab UGR (creadores de la iniciativa Facultad Cero). Ha empezado recordando el origen de Facultad Cero con una pregunta provocativa que se intentó responder hace aproximadamente un año con la participación de la comunidad universitaria granadina: ¿Cómo sería la Universidad si empezásemos de 0? Y aquello que parecía utópico empezó a tener sentido después de la pandemia. Por ello, se crea esta iniciativa para compartir un espacio que no existía. Además ha hecho hincapié en lo ocurrido tanto en el Encuentro de la UGR como en el encuentro de estudiantes donde participaron 11 universidades. Sobre el próximo curso abrió una puerta a nuevos formaros donde aprovechar la inteligencia colectiva.

Entonces ha llegado el momento de comenzar con las experiencias de profesorado y estudiantado de la UPV/EHU. He aquí el resumen de cada intervención:

Aritza Lopez de Guereño (Facultad de Economía y Empresa, Campus de Bilbao) ha dejado algunas interesantes reflexiones. Lo primero: “No he tenido tiempo para quejarme”. Tras recordar las primeras experiencias vividas hace 20 años en el campus virtual ha comentado que a pesar de la lejanía física, ha tenido momentos que en 20 años no había tenido en cuanto a la cercanía del estudiantado: mayor empatía y, ¿nuevo estilo de relaciones? Ha recalcado la importancia de trabajar en equipo “de verdad” e intentar que la innovación vaya de abajo a arriba siempre teniendo en cuenta el papel del impacto social de una universidad pública como es la UPV/EHU. Ha finalizado su intervención presentando algunos proyectos realizados en la asociación de innovación educativa DOI elkartea.

Daniel García González (Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación, Campus de Leioa) ha pasado gran parte de su tiempo en EHU Edonondik resolviendo dudas, aportando su granito de arena. Esta situación a Daniel le ha recordado a lo ocurrido después de una guerra. Decía que “Cuando ocurre algo grave, nos tenemos que reinventar. Aunque sea un poco a la fuerza, nos  ha tocado mejorar. Antes “por iniciativa propia”, ahora ha sido a nivel planetario. Nos ha tocado ponernos las pilas”. Al fin y al cabo Daniel ha comentado que a todas las personas nos ha tocado subir un escalón, mejorar un poco, pasar al siguiente nivel. Finalmente ha puesto su foco en la evaluación y la calificación: “Evaluación es igual a tiempo. Y por ejemplo, la evaluación por pares puede ser una alternativa interesante”.

Unai Alonso Pinillos (Escuela de Ingeniería de Bilbao, Campus de Bilbao) era un profesor que usaba mucho la pizarra en sus clases presenciales. Al pasar a la docencia online, la pizarra de BBC limitaba mucho sus posibilidades. Por eso ha comentado que empezó a pensar en herramientas para sustituir esta pizarra. Y ha explicado su experiencia con OneNote de Office: “Se aprende muy rápido, tiene comandos de Word. Con un lápiz y una tablet puedes ir escribiendo en tiempo real. Igual que si estuvieras en clase. Además tiene varias herramientas que pueden ser útiles para estudiar de forma colaborativa o la posibilidad de incluir cuestionarios”. Mientras Unai hablaba, otras personas han citado la plataforma OpenBoard que también puede ser una herramienta a utilizar para sustituir la pizarra. Una pizarra de BBC que para el próximo curso tendrá mejoras.

Beatriz Zabalondo (Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación, Campus de Leioa) ha tenido una experiencia totalmente diferente, una experiencia extraordinaria, la mejor de sus experiencias en 20 años. Una experiencia que ha sido noticia en el periódico Berria. Beatriz ha destacado los 2 mensajes más importantes que la UPV/EHU ha enviado estos meses: (1) No se parar las clases y (2) No perdáis el contacto. Así lo ha hecho ella que ha tenido una cosa clara: “Hay que seguir adelante. Lo que buscaba era que los estudiantes se sintieran acompañados. Al fin y al cabo la situación no ha sido fácil. Y menos para la “supuesta” tercera edad”. Beatriz ha finalizado su intervención hablando de que la docencia debe estar centrada en el alumnado, acciones dinámicas y colaborativas. “En la comunicación debemos tener en cuenta dos aspectos: escucha activa, y empatía”.

La intervención de Lorea Fernández Olaskoaga (Facultad de Educación, Filosofía y Antropología, Campus de Gipuzkoa) ha sido el fiel reflejo de lo ocurrido durante los últimos meses. Ha estado acompañada de sus dos “bichos” que han dejado su propia música en la sesión. Su experiencia en las nuevas tecnologías le ha valido para enfrentarse a esta difícil situación aunque ha destacado que: “Esto ha sido una absoluta novedad para todo el mundo. Las primeras semanas fueron una locura. Y más si tenemos en cuenta la organización en casa con la familia.” Lo más importante que ha comentado Lorea es que ha tenido tiempo para pensar. “Creo que no podemos normalizar una situación que no es normal para nadie. Se ha dado una respuesta bastante rápida pero, como dice un colega mío, ha sido una respuesta basada en la pedagogía del kamikaze”. En su experiencia donde ha recibido también apoyo por parte de sus alumnas, sin duda le consta que ha trabajado mucho más que nunca. Ha terminado su intervención con: “En nuestro caso para el próximo curso hemos pensado diseñar una asignatura totalmente online. Queremos ofrecer la experiencia de una docencia real online, empezando desde 0. Queremos darles ese aprendizaje a nuestras estudiantes”.

Jose Maria Etxabe Urbieta (Facultad de Educación, Filosofía y Antropología, Campus de Gipuzkoa), compañero de Lorea, ha comentado que lo que buscaba era que sus estudiantes piensen, lean, escuchen y escriban perdiendo el miedo. Hay dos ideas que ha destacado: “Por un lado, recojamos datos para compartir con otros compañeros y mejorar entre todos y por otro lado evaluar es importante en todo el proceso”. Ha respondido a dos preguntas: ¿Qué ha salido bien? Le ha sorprendido la interacción entre alumnos, eso lo ve algo favorable para el aprendizaje. ¿Qué ha salido mal? Pues personalmente no le gustó la carta que el 20 de marzo se envió desde la UPV/EHU donde comenta que lo emocional se quedaba en un segundo plano: “El único mensaje era: seguir, seguir y seguir”. De su intervención también se destacan 3 propuestas: 

  1. Tenemos que cambiar nuestra forma de pensar, una clase=un objetivo, no podemos seguir haciendo lo mismo.
  2. Rúbricas de evaluación relacionadas con los objetivos que pedimos a los estudiantes.
  3. Tratar de pedir a los estudiantes algo original, algo propio.

Iñigo Oleagordia Aguirre (Escuela de Ingeniería de Bilbao, Campus de Bilbao) ha dado su punto de vista en base a lo vivido en las diferentes asignaturas que ha impartido. Ha agradecido a su equipo docente, a sus compañeros que incluso uno de ellos ha pasado el covid y ahí estaba ayudando en todo momento. Sus asignaturas estaban basadas en el PBL (aprendizaje basado en proyectos) donde lo experimental es la base. Iñigo ha comentado: “No ha sido fácil, de hecho muy difícil. BBC sirve para transmitir información pero no para otros temas que nosotros necesitamos. Además me he sentido indefenso porque ha habido mucha copia en los exámenes”.  Además de pedir cursos sobre metodologías para mejorar la docencia ha dejado la siguiente reflexión:

“DATOS, cuando se procesa= INFORMACIÓN, cuando estudia y asimila=CONOCIMIENTO, cuando se aplica=COMPETENCIAS/SABIDURIA.”

Unai Tamayo Orbegozo (Facultad de Economía y Empresa, Campus de Bilbao) ha empezado con su experiencia personal: “Yo iba a un viaje con amigos a Saint Patricks. El jueves 12 de marzo cambió todo. Además, teníamos un chica Erasmus en casa. El domingo 16 le dijimos que cogiera un avión a Sofía y estuvo allí 14 días confinada”.  Ha destacado que somos docentes, profesores, instructores, guías,…pero por encima de todo, personas. Por ello lo primero que hacía en clase era preguntarles qué tal estaban. Se interesaba por ver en qué pasaban su tiempo insistiendo en la importancia de la actividad física. Unai comentaba: “Inicialmente se agotó el papel higiénico, luego el alcohol,…eso me hace reflexionar si realmente estamos bien como sociedad”. Finalmente Unai tiene un miedo, el miedo de empezar con un alumnado que no conoce, porque en este confinamiento los grupos estaban formados y eso ha facilitado las cosas. Relacionado con lo que Unai ha hablado, ha habido un inciso para utilizar Mentimeter y responder a la pregunta: ¿Cómo nos hemos sentido en estos últimos meses?

Eva Epelde Bejerano (Facultad de Ciencia y Tecnología, Campus de Leioa) ha mostrado su día a día en su grupo donde al inicio se centró en escanear y explicar. Pero no se quedó ahí y ha comentado que “Quise avanzar, mejorar y me basé en los cursos de Khan Academy para grabar mis propios videotutoriales, me compré una tableta Wacom Intuos (bastante económica) y empecé a utilizar Openboard. Al inicio hacía vídeos un poco pesados pero poco a poco he ido mejorando. Y además sí, la edición de vídeos me ha generado mucho trabajo”. Además de estas herramientas (y el Padlet utilizado en un Congreso), Eva nos ha explicado las utilidades de los seminarios grupales que permite Blackboard. Finalmente de sus últimas palabras se puede destacar lo siguiente:

(1) Reflexiones:

  1. Estoy agotada. Pero también muy realizada a pesar de que la participación ha sido baja.
  2. He echado mucho en falta estar en contacto con la gente: hablar con la pantalla no es igual. Soy muy social y eso me ha afectado.
  3. Nos hemos exigido a ser productivos. Y no siempre es posible.
  4. Las clases se me hacían cortas. Me ha costado amortizar la hora.

(2) ¿Qué vas a cambiar?

“Voy a intentar seguir con el Flipped classroom. No digo que sea todo por vídeo. Pero sí hacer algo en un entorno metodológico acertado. Me he creado un canal de YouTube, por ahora en oculto. Y seguiré utilizando herramientas como Kahoot o Socrative”.

Ander Urkijo (Delegado de 4º de Medicina en Vitoria-Gasteiz, Campus de Álava), ha dado una perspectiva diferente: la experiencia de los estudiantes. “A mí la primera noticia que me llegó fue desde ProMED el 2 de enero. Poco a poco, el 2 de marzo nos cancelaron las prácticas. En Vitoria fuimos la avanzadilla. El 9 de marzo las clases canceladas y alerta sanitaria. Y en esta situación nosotros en casa y nuestros profesores trabajando”. Ahí fue momento de pensar cómo trabajar con profesores que estaban en otros asuntos importantes. “Hubo profesores que dejaban grabadas sus sesiones incluso los domingos por la noche”. Y ha destacado la importancia de la comisión de apuntes: “Esta vez ha estado revisado por el profesorado. Es algo que nuestra carrera tiene mucha tradición, es un recurso más”. Cuatro cuestiones de su intervención:

  1. ¿Lo mejor? Hemos mejorado todavía más esa metodología de estudio autónomo.
  2. ¿Lo peor? Nos hemos perdido muchas horas de prácticas clínicas que esperamos recuperar.
  3. ¿Cómo nos hemos sentido? Perdidos, inseguros y estresados por esta evaluación nunca antes vista. Mientras tanto muchísimas ganas de ser útil a la sociedad desde las Ciencias de la Salud.
  4. Agradecimiento a todas las personas que han estado en casas, laboratorios, bibliotecas,… que nos han ayudado en esta situación. Apoyo total a la Comisión de apuntes como recurso importante. Y por supuesto agradecer a los veteranos que han trabajado tanto en estos apuntes.
  5. En definitiva, “en la nueva normalidad hay que encontrar un hueco para la “vieja universidad”. Ha cerrado su intervención con un poema titulado “Ohe hertzeko Zizpuruak”.

La intervención de Leyre Gravina Alfonso (Facultad de Medicina y Enfermería, Campus de Leioa) se divide en los siguientes temas donde se puede ver su opinión:

¿Qué se ha podido hacer bien?  

  • Se ha evitado el papel.
  • Se han elaborado preguntas de razonamiento (muy recomendable) más que los test.
  • La posibilidad de que aquellas personas que necesitaban más tiempo, puedan tener más tiempo.
  • Resaltar la formación de EHU Edonondik, muy importante.

¿Qué se ha hecho mal?

  • El no poner ver y escuchar a todos los estudiantes ha sido un handicap.
  • En “Galdetegiak” (cuestionarios) no se puede limitar el tiempo en cada pregunta.
  • ¿Cómo solucionar los problemas de conexión?

2 ideas importantes:

  1. Soy muy social. Necesito ver caras tanto para docencia como para la evaluación. No sé si hay dudas o no.
  2. El chat de BBC me parece lioso. No ayuda a la interacción.

¿Propuestas?

  • La utilización otras plataformas para cada ocasión, no siempre BBC.
  • Mejorar la plataforma actual, sería ideal.
  • En la evaluación que hubiera la posibilidad de estar varios profesores, o varios reuniones BBC en abierto.
  • ¿Qué mantener?
  • La autonomía del alumnado, el fomento del trabajo colaborativo y aprovechar las herramientas de docencia online.

Para finalizar, Leyre ha destacado que siempre debemos mantener los derechos de alumnos pero al mismo tiempo pensar en: “¿Cuáles son nuestros derechos como profesores? ¿Qué pasa si detectamos un fraude? ¿Cómo demostrarlo?”

Andere Larrinaga Cuadra (Facultad de Bellas Artes, Campus de Leioa) ha contado sus vivencias con 193 estudiantes, 3 asignaturas adaptadas de la siguiente manera:

En estos meses donde ha estado confinada con 2 hijos (10 años y 4 hijos) y su marido trabajando fuera de casa, el coaching ha sido fundamental: “Personalmente las clases online me agotan”. Eso sí, ha comentado que en especial los estudiantes de la evaluación continua están más que satisfechos con lo vivido. Deja las siguientes reflexiones

  1. La docencia presencial es insustituible.
  2. Necesidad de calcular mejor el tiempo necesario para corregir.
  3. Si tuviera grupos pequeños eliminaría los exámenes online.
  4. Me quiero instruir más en coaching. Creo que las cuestiones psicológicas han sido claves.

En la última intervención, Beñat Urrutikoetxea Arrieta (Facultad de Economía y Empresa, Campus de Bilbao) quien es impulsor de Facultad Cero ha destacado la importancia de la confianza entre las personas que forman la Universidad. Una universidad que debemos tener en cuenta que lo formamos muchas personas: “No hablemos en impersonal. Cuando decimos y nos quejamos de la Universidad a veces olvidamos que, la Universidad la conformamos todas las personas: estudiantes, profesorado, personal de administración y servicios, alumni, personas que deciden más o menos…Ese sentimiento de pertenencia es clave y más cuando el boca a boca ya no es limitado, ahora lo online hace que un comentario llegue más fácil a las personas”. Emocionado con la acogida del Encuentro, Beñat ha dejado un enlace para seguir con las propuestas para seguir mejorando. Se puede leer y aportar en este enlace.

Para más información podéis escribir a benat.urrutikoetxea@ehu.eus