Campus de Bizkaia

Imagen

Noticias

32 estudiantes han solicitado ayuda al Fondo Social de la UPV/EHU para el pago de la matrícula

Fecha de primera publicación: 19/07/2013

El pasado 10 de julio se cerró el plazo para solicitar las ayudas reintegrables para estudiantes con dificultades para el pago de la matrícula del curso 2012/13 debidas a circunstancias económicas sobrevenidas. Según ha informado hoy el rector Iñaki Goirizelaia, en la sesión correspondiente del Consejo de Gobierno, 32 estudiantes han pedido ayuda a este fondo social, fondo que la UPV/EHU constituyó por primera vez en mayo de este año.

Para optar a estas ayudas, los solicitantes debían cumplir una serie de requisitos: que su situación económica hubiera cambiado sustancialmente tras el inicio de curso; que no hubieran recibido ningún tipo de ayuda económica durante el curso 2012/13, y que no estuvieran en posesión de un título universitario, salvo en el caso de que estuvieran cursando estudios de adaptación a grado o alguno de los másteres que habilitan para el ejercicio de la profesión.

La comisión que ha evaluado las solicitudes ha dado ya el visto bueno a diediocho ellas, quedando otras catorce pendientes de resolución, por diversos motivos.

El importe de la ayuda será el total de la cantidad pendiente de pago de la matrícula del curso actual y deberá ser reintegrada en metálico, en la forma que se acuerde entre la UPV/EHU y la persona beneficiaria. Sin embargo, también se prevé que una parte pueda ser devuelta mediante el desarrollo de otras actividades en favor de la universidad. En conjunto, la cantidad adeudada por las 32 solicitudes asciende a 30.000 euros. En septiembre, la UPV/EHU mantendrá una reunión con los beneficiarios para establecer cómo devolverá cada uno de ellos la ayuda recibida.

La valoración realizada por la vicerrectora de Estudiantes, Empleo y Responsabilidad Social, Maite Zelaia ante el número de solicitudes recibidas es muy positiva: "Es notablemente inferior a lo previsto, pero ello señala el importante esfuerzo que están haciendo las familias para afrontar por sí mismas los gastos de educación superior de sus hijos e hijas y reconociendo, de esa manera, el importante esfuerzo que también hace la sociedad para financiar en todos los casos una parte muy importantde la matrícula. De todos modos, el Fondo Social ha cumplido sus objetivos: garantizar que ninguna persona matriculada en la UPV/EHU tenga que dejar de estudiar por razones económicas".

Del mismo modo, el Consejo de Gobierno ha aprobado el informe económico auditado del ejercicio 2012, que será remitido al Consejo Social para su aprobación final.