Las bases de datos

Las bases de datos se pueden utilizar para que los estudiantes realicen de forma colaborativa una recopilación de referencias bibliográficas u otros recursos de interés para los contenidos trabajados. Estas son sus características más importantes:

  • El/la docente puede configurar un formulario usando una lista de tipos de campos bastante amplia (campo de texto, área de texto, botón de radio, casilla de selección. archivo, imagen, URL...).

  • Las plantillas disponibles para la edición y visualización de los datos (Añadir entrada, Ver entrada, Ver lista de entradas) pueden modificarse para ajustar sus presentación o incluir palabras "comodines" que se insertarán entre almohadillas: por ejemplo, si insertamos ##user## en la plantilla, se mostrará el nombre del usuario autor/a de la entrada en la página o listado correspondiente. Aunque estas modificaciones se pueden hacer con el editor visual, la edición y depuración de errores es más sencilla si se tienen unos conocimientos básicos de HTML.

  • El/la docente puede establecer un umbral de entradas que los estudiantes deben cumplir antes de poder ver las entradas de sus compañeros. Además, se pueden activar el requisito de aprobación por parte del/ de la docente y la posibilidad para los/las estudiantes de añadir comentarios.

Ejemplos de uso:

  1. Una profesora de Biología que plantea para su asignatura del primer curso de Grado que los estudiantes elaboren una base de datos con los recursos apropiados para la realización de cada tema. Además, se les requerirá que valoren los recursos aportados por sus compañeros. Con esta actividad busca promover que los estudiantes diversifiquen sus fuentes: “Les ayudará a salir de los apuntes de clase y de la Wikipedia para preparar cualquier tema”.