Empleabilidad

Informe de empleabilidad

Portada informe de empleabilidad 2016

En este Informe se realiza el análisis en detalle de 40.000 encuestas realizadas desde 2009 hasta 2015 por LANBIDE Euskal Enplegu Zerbitzua/Servicio Vasco de Empleo a egresados y egresadas de promociones entre 2006 y 2012, a tres años tras la obtención de la titulación. Por otro lado, se han analizado los datos obtenidos de la ejecución de programas de prácticas por el alumnado de la UPV/EHU desde el curso 2007/2008 hasta el curso 2014/2015 vinculándolas a las entidades empresariales promotoras de las prácticas, e identificando así características tales como ramas de actividad, territorios o nivel tecnológico, entre otras.

De este análisis se extraen las siguientes conclusiones:

Primera: El período 2008-2015 ha sido uno de los más convulsos en materia de inserción laboral con carácter general y de egresados y egresadas universitarias, en particular. La tendencia de la tasa de empleo ha sido negativa hasta la promoción 2010 (año 2013), que alcanzó la cota más baja conocida hasta la fecha (69,4%). No obstante, incluso en este contexto, las personas egresadas en licenciaturas, diplomaturas y posgrados de la UPV/EHU en el citado período han logrado mantener unas tasas de empleo muy superiores al colectivo de personas jóvenes sin formación universitaria en la misma franja de edad (con una diferencia de más de 15 puntos).

En los dos últimos años la tasa de empleo ha cambiado de tendencia y ha registrado un aumento de casi diez puntos, situándose en 79,2% entre egresados y egresadas de la última promoción (2012). La tasa de actividad también ha repuntado con fuerza entre esta última promoción y se sitúa en el 95,6%.

Segunda: En materia de prácticas, los datos cuantitativos son considerablemente positivos. La serie histórica iniciada en el curso 2007/2008 con una suma de 6.304 prácticas finaliza en el curso 2014/2015 con 9.829 prácticas.

Esta incidencia cuantitativa viene de la mano de la ampliación de los programas de prácticas a ámbitos universitarios en los que no existía una tradición al respecto. Así, una serie que se inicia básicamente con una vinculación directa de las prácticas a las titulaciones que por normativa debían incorporar necesariamente un número mínimo de prácticas (básicamente titulaciones del ámbito de la Salud y la Educación) y aquellas titulaciones y centros con una tradicional relación con el tejido empresarial (básicamente titulaciones de ámbito de la Empresa y la Ingeniería) finaliza en el curso 2014/2015 alcanzando todas las ramas de conocimiento, centros y titulaciones de la UPV/EHU. En la actualidad llegamos a 6.800 empresas y entidades que colaboran en los programas de prácticas.

Asimismo, el estudio realizado demuestra que aquellas personas tituladas que han desarrollado prácticas acceden al empleo en un porcentaje del 3% superior al colectivo de estudiantes que no las han realizado, y además lo hacen tres meses antes.

Del análisis de los datos de los programas de prácticas se extrae la conclusión de que son una herramienta eficaz para la mejora de la empleabilidad. No son un fin en sí mismo, sino un mecanismo con el que acercamos la actividad universitaria al tejido productivo y a las administraciones públicas, poniendo en valor la estrategia de la Universidad de formar a su alumnado en clave práctica y con las habilidades y competencias necesarias para encarar su entrada en el mercado de trabajo.

Tercera: Todo ello nos lleva a afirmar que la estrategia de la UPV/EHU en materia de empleabilidad dispone de algunas herramientas eficaces pero sin que ello suponga que sean suficientes para enfrentarnos al contexto económico, social y laboral de los próximos años. Siendo conscientes de ello, la UPV/EHU ha iniciado en este curso académico un proyecto alineado con esta estrategia, el proyecto ehualumni, con una serie de programas específicos dirigidos a la mejora de la empleabilidad de nuestro alumnado. Así, sin perjuicio del despliegue de los programas previstos en ehualumni, destacaremos como acciones prioritarias de la UPV/EHU en este ámbito las siguientes:

La intensificación de los programas de prácticas en los sectores, empresas y entidades que han sido más receptivas en articular mecanismos de contratación para el alumnado que ha realizado prácticas previamente.

El acercamiento a los sectores, empresas y entidades que no se encuentran en la cartografía de prácticas de la UPV/EHU por distintos motivos.

El análisis de la posibilidad de adaptación de los actuales Grados y Posgrados a un formato de formación dual, y, en su caso la apuesta por la generación de una nueva oferta formativa que siga el parámetro de la formación en alternancia.

El desarrollo de programas de mentorización del alumnado universitario que permita un acercamiento al mundo laboral desde el inicio de sus estudios universitarios.

La acción complementaria prevista a través de la Escuela de Formación dirigida a la adquisición de competencias transversales vinculadas a la mejora de la empleabilidad.

Cuarta: La UPV/EHU es consciente de que en esta actuación estratégica para la mejora de la empleabilidad de sus titulados y tituladas no puede funcionar aisladamente. Somos todos los agentes implicados, tanto públicos como privados (poderes públicos, administración pública, universidad, entidades empresariales y sociales) quienes debemos actuar de un modo consensuado. No cabe duda de que la universidad es uno de los agentes más implicados en la generación de los mimbres necesarios para una economía basada en el conocimiento.

La población activa actual es la más cualificada de la historia y son las generaciones más jóvenes las que destacan en ello, gracias al esfuerzo de las estructuras públicas de este país. Podemos encontrarnos ante una oportunidad que nos permita una orientación hacia actividades con un componente mayor de conocimiento y valor añadido. Será preciso el trabajo colaborativo y consensuado de todos los agentes implicados y, en ese contexto, la UPV/EHU siempre estará presente.
 

Estudios de Incorporación a la vida laboral