ANTECEDENTES

La Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU), fundada en 1980, es la universidad pública de la sociedad vasca, investigadora, que apuesta por la creación de conocimiento, consciente de su contribución en la resolución de los retos sociales. En un entorno global de generación y transmisión del conocimiento, compatibiliza su deber para con la sociedad vasca con un proceso de internacionalización de ciencia abierta.

Sus fines están simbolizados en su logotipo creado por el artista Eduardo Chillida, que se acompaña de un verso de “Gernikako arbola” de José María de Iparraguirre: eman ta zabal zazu (munduan fruitua).

Euskadi se caracteriza hoy por su progreso científico, tecnológico y cultural, cimentado en gran medida en la actividad de su universidad pública, la UPV/EHU. Nuestra universidad es un agente decisivo para explicar el desarrollo de la comunidad vasca.

La UPV/EHU también se configura como un espacio de generación de nuevas ideas, y para el debate y el contraste de opiniones. Sobre la base de un firme compromiso ético y social, mediante la defensa de los derechos humanos, la igualdad de género, la multiculturalidad y la convivencia en beneficio de la sociedad y de las generaciones futuras. La UPV/EHU ha fortalecido decisivamente el papel del euskera como lengua de pensamiento y producción científica, así como impulsora de la cultura vasca. En sus 42 años, la UPV/EHU se ha consolidado como una universidad de prestigio, tanto local como internacional.

De acuerdo con el artículo 1 de sus Estatutos «la UPV/EHU es una Institución de Derecho Público, al servicio de la sociedad, que goza de autonomía y está dotada de personalidad y capacidad jurídica y de patrimonio propio, para prestar, en el ámbito de su competencia, con el compromiso ineludible de calidad y excelencia, el servicio de la enseñanza superior mediante la docencia, la investigación, el estudio, la proyección cultural y universitaria, los procesos de gestión y los servicios que sustentan sus actividades. Su actividad se dirigirá a satisfacer las necesidades de la sociedad vasca, así como las derivadas de su historia y de sus transformaciones socioeconómicas, políticas y culturales, difundiendo en ella los conocimientos de la cultura y la ciencia universal, prestando atención principal a la cultura y a la lengua vasca y ejerciendo su actividad cotidiana de manera sostenible económica, social y ambientalmente».

La UPV/EHU ha acometido la renovación de su Plan Estratégico en 2021. El plan vigente se realizó sobre las bases de la planificación estratégica aprobadas en el Claustro celebrado el 23 de noviembre de 2017. Este plan estratégico citado se aprobó en el Consejo de Gobierno de 12 de julio de 2018, y establecía el 2021 como fecha de finalización del mismo y para su revisión.

El dinamismo natural que caracteriza a la UPV/EHU hace necesario someter sus líneas maestras de actuación a una actualización constante. La construcción del futuro cultural, social y económico de Euskadi tiene en la UPV/EHU uno de sus actores principales. Un análisis pormenorizado de la realidad y una proyección adecuada de sus estrategias a medio y largo plazo resultan ineludibles para que su aportación sea rica y significativa.

La Universidad del País Vasco está entre las primeras 400 universidades en el ranking de Shanghái, con grupos de investigación consolidados y punteros en todos los ámbitos del conocimiento. Su relevancia en el desarrollo cultural, social y económico de la sociedad vasca es el resultado de un cuidadoso y constante trabajo. Se han creado alianzas estratégicas que conectan la Universidad con el territorio y que, a la vez, sirven de palanca para la promoción de la excelencia y la proyección internacional. De ello, son buenos ejemplos la alianza con el DIPC y Tecnalia, desarrollada en el marco de la fundación Euskampus así como el consorcio ENLIGHT, en el que participamos junto a otras 8 universidades europeas. Se ha potenciado la comunicación y divulgación del conocimiento, y se realizan contratos y proyectos de impacto social con agentes económicos, sociales y culturales. La percepción social de la Universidad es positiva, ya que es la institución más valorada según el Sociómetro Vasco realizado en 2019.

A pesar de lo anterior, la percepción de las personas que integran la comunidad universitaria no siempre se corresponde con la imagen positiva que la sociedad tiene de su Universidad. Entre otros, la ralentización en la consolidación y promoción laboral resulta desalentadora para el personal que trabaja en su seno.

Necesitamos que la visión de nuestra Universidad sea global y que la contribución de cada persona a la construcción universitaria esté a su vez más integrada en el proyecto colectivo. Necesitamos cuidar y planificar las carreras profesionales del PDI y del PAS. Debemos mirar con perspectiva a medio y largo plazo. Puestos permanentes con proyección y horizontes claros revertirán en una mayor implicación con la institución. 

Diez años después de iniciar el llamado Plan de Bolonia, debemos repensar la forma en la que abordamos la evolución universitaria. Queremos una Universidad que impulse y ayude a la formación integral de cada estudiante con el objetivo que puedan responder adecuadamente a los retos sociales locales y globales. Las colaboraciones internacionales y transdisciplinares son claves para lograr avances cualitativos en la formación y en la investigación. El nuevo programa marco Horizon Europe 2021-2027 es un elemento esencial para facilitar dichas colaboraciones.

Formación, investigación, transferencia, divulgación del conocimiento, impulso de la cultura, euskera, igualdad de género, y políticas inclusivas y de sostenibilidad son misiones inherentes a nuestra Universidad, no compartimentos estancos, ni competidoras estáticas ni incompatibles entre sí, sino dinámicas y complementarias, por lo que debemos entrelazarlas en nuestro día a día. La aprobación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en 2015 supone un marco global de referencia en el que se enhebran las diferentes actividades universitarias. De hecho, la UPV/EHU ya cuenta con EHUagenda 2030. A los 17 objetivos aprobados por la ONU, se añade un nuevo objetivo, que atiende al euskera y a la cultura vasca.

Los momentos de alta incertidumbre en los que estamos requieren mucha capacidad de adaptación. El contexto derivado de la COVID19 nos demuestra que debemos aceptar y aprender a gestionar la incertidumbre en nuestra forma de abordar el futuro. La Universidad debe ser capaz de avanzar en situaciones de dificultad. Para ello, los Fondos Next Generation de la Unión Europea (NGEU) a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno Español, el Programa Vasco de Recuperación y Resiliencia 2021-2026 – EUSKADI NEXT, así como el Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación o el próximo Plan del Sistema Universitario Vasco son elementos clave para conseguir un marco de financiación que permita responder a las necesidades de la UPV/EHU en coherencia con su contribución a la sociedad.

Partiendo del Balance de Mandato 2017-2020, se pretende desarrollar un proceso de reflexión, participación abierta y retroalimentación en el seno de la comunidad universitaria, en el cual se establecen las prioridades de la Universidad para los próximos cuatro años, y permite profundizar en el modelo de futuro UPV/EHU 2030 en su objetivo de contribuir mediante una docencia y una investigación de excelencia a los retos sociales y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.