Presentación

Este Título Propio nace de la necesidad de incorporar la perspectiva de la ética aplicada a las ciencias sociales y médicas como respuesta a una transformación social que nos interpela y nos exige una mejora y adecuación de nuestra actuación en el ámbito social, sanitario y sociosanitario.

Los y las profesionales y sus organizaciones tienen una serie de retos inherentes a su profesión que hacen que la ética aplicada constituya un instrumento fundamental para asegurar la excelencia de su actuación. Este posgrado viene a llenar un vacío existente y tiene por finalidad, entre otras, la de ofrecer conocimientos teóricos-prácticos sobre ética sociosanitaria y la resolución de conflictos.

La atención sociosanitaria en Euskadi configura un sistema complejo que plantea la construcción de un espacio común de confluencia y coordinación para todas las instituciones que proveen servicios sanitarios y sociales en un sentido amplio e inclusivo. Asimismo, adquiere sentido y organización en torno a las personas y, especialmente, en aquellos colectivos más vulnerables. Todo ello, desde el principio de la igual dignidad de las personas y desde el respeto a los valores y la libertad de conciencia de las personas, la protección de sus derechos, y el compromiso en lograr el beneficio óptimo posible para la mejora de su bienestar.

Mantener de forma disgregada intervenciones sectoriales (sociales y sanitarias), genera problemas y dificultades ampliamente constatadas y, por ello, en virtud de los principios de justicia y eficiencia, la coordinación sociosanitaria es en la actualidad un compromiso político y asistencial para con la ciudadanía.

La coordinación sociosanitaria contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas y para ello en las Líneas Estratégicas Sociosanitarias 2013-2016 del Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco se plantearon 5 objetivos estratégicos entre los que se encontraba la promoción de la formación, investigación e innovación en el espacio sociosanitario.