El nombre

Micaela Josefa Portilla Vitoria (Vitoria-Gasteiz, julio de 1922 - 8 de octubre de 2005) fue una de las historiadoras, antropólogas y pedagogas vascas más importantes del siglo XX. Autora de gran cantidad de estudios y publicaciones, cabe resaltar su labor pedagógica, que compaginó con la de investigadora y divulgadora.

 

Breve semblanza y biografía

 

Además de una destacada historiadora, Micaela Portilla era una divulgadora siempre dispuesta a compartir sus conocimientos. Se interesó especialmente en los caminos añejos (muy importantes en su obra), en ermitas todavía en pie o desaparecidas, en los canteros o tallistas y en los linajes. En su figura se conjugaban una sabiduría enorme y un don didáctico especial para transmitirla. En palabras de Henrike Knörr (1947-2008), catedrático de filología vasca de la UPV/EHU, "para ella la ciencia, la exactitud y la meticulosidad, las exigencias de la investigación, en suma, no estaban reñidas con el deseo de llegar a todo el mundo. Al contrario. Era evidente su preocupación en extender esos conocimientos".

Realizó sus primeros estudios en el colegio del Niño Jesús de Vitoria-Gasteiz y en 1933 pasó al instituto de segunda enseñanza de Vitoria-Gasteiz. Estudió Magisterio (1941) y la carrera de Filosofía y Letras. Amplió sus estudios en la Universidad Complutense, en la especialidad de Geografía e Historia. En su memoria de licenciatura, en el año de 1954, presentó una obra titulada Torres de Mendozas, Guevaras y Ayalas en Álava, preludio de su tesis doctoral y una de sus obras fundamentales: Torres y casas fuertes en Álava (1977). Otros títulos clave de su producción fueron Quejana, solar de los Ayala (1983), Las torres de Mendoza y Martioda (1985), Vitoria gótica (1986) y Una ruta europea. Por Álava a Compostela. Del paso de San Adrián al Ebro (1991).

Fue profesora de Primera Enseñanza en varias localidades de la provincia de Álava: en la escuela de Untzilla (Aramaio) en 1945, después en Zalla (Bizkaia), en Salvatierra-Agurain y en Vitoria-Gasteiz, en cuyo instituto Ramiro de Maeztu fue ayudante de Odón Apraiz. Apraiz la llamaba cariñosamente Zabalate, el nombre vasco del pueblo de Portilla y durante varios años Micaela se sirvió del seudónimo Leocadia Zabalate para firmar colaboraciones periodísticas sobre arte e historia. Como catedrática de Escuelas Universitarias del Profesorado (1956) estuvo en la Escuela Normal (Escuela de Magisterio) de Cádiz, en la de Vitoria-Gasteiz y, finalmente, en la de Madrid, donde se jubiló en 1987 tras 43 años de servicio.

Fue directora de la Escuela Normal de Vitoria-Gasteiz (1958-1964), asesora de la Inspección General de Escuelas Normales (1967-1971), académica correspondiente por Álava de las Reales Academias de Bellas Artes (1982) y de la Historia (1988). Fue miembro, asimismo, de la Real Sociedad Vascongada de Amigos del País (1971), de Eusko Ikaskuntza, de la Comisión Conservadora del Patrimonio Artístico de Álava, de la Junta Asesora de Museos de la Diputación Foral, de la Junta Asesora del Patrimonio Monumental de Euskadi y del Consejo General de la Cultura Vasca.

Fue la primera mujer nombrada doctora honoris causa por la UPV/EHU, en 1993.