Clasificación de los Residuos Radiactivos

Los residuos radiactivos se clasifican, generalmente, en función de las concentraciones de radionucleídos que contienen y de la vida media de estos isótopos, factores que en definitiva son indicativos del riesgo que pueden suponer y por lo tanto de la complejidad de las soluciones técnicas y medidas de seguridad a tomar en su control y gestión. Atendiendo a estos aspectos pueden distinguirse dos grandes grupos:

Residuos radiactivos de baja y media actividad

Contienen concentraciones bajas o medias de radionucleídos de vida media corta, (isótopos emisores beta-gamma) y un contenido bajo y limitado en radionucleídos de vida larga (emisores alfa).
Los residuos de baja y media actividad son materiales contaminados con isótopos radiactivos que en menos de 30 años reducirán su radiactividad a la mitad.
Pueden ser herramientas, ropa de trabajo, instrumental médico y otros materiales utilizados en algunas industrias, hospitales, laboratorios de investigación y centrales nucleares.
Dentro del grupo de residuos de baja y media actividad se incluyen los residuos radiactivos de muy baja actividad que, por su bajo contenido radiactivo, precisan de menores requisitos para su gestión.

  • Actividad específica baja
  • Emisores beta-gamma
  • Emisores alfa en concentraciones muy bajas
  • Periodo de semidesintegración menor de 30 años
  • No generan calor

Residuos de alta actividad

Contienen concentraciones elevadas de radionucleídos de vida corta y media y concentraciones considerables de radionucleídos de vida larga, generan grandes cantidades de calor, como consecuencia de la desintegración radiactiva y, aunque la actividad decrece con el tiempo, tardará varios miles de años en llegar a un nivel no nocivo para la salud. Este tipo de residuos no se produce en la UPV/EHU.
Los residuos de alta actividad están constituidos básicamente por el combustible gastado en los reactores nucleares y por otros materiales con niveles elevados de radiactividad, normalmente con un contenido apreciable de radionucleídos de vida larga.

  • Emisores alfa en concentraciones apreciables
  • Periodo de semidesintegración mayor de 30 años
  • Pueden generar calor

Las actividades de gestión de los residuos de baja, media o alta actividad se rigen por un conjunto de leyes que recoge la legislación vigente: