Gestión de Residuos

Según la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, se define residuo como “Cualquier sustancia u objeto que su poseedor deseche o tenga la intención o la obligación de desechar”; por lo tanto, son residuos las sustancias, objetos, elementos, etc., que son inservibles y están destinados a ser desechados.

La citada Ley 22/2011, que se corresponde con la transposición de la Directiva 2008/98/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, sobre los residuos al ordenamiento jurídico español, expone que las administraciones competentes en el desarrollo de las políticas y de la legislación en materia de prevención y gestión de residuos deberán aplicar la siguiente jerarquía de residuos (en este orden):

  1. Prevención/Minimización
  2. Reutilización
  3. Reciclaje
  4. Valorización
  5. Eliminación/Vertido  

La Dirección de Sostenibilidad, como unidad encargada de la gestión de los residuos peligrosos de la UPV/EHU, no es ajena a la aplicación de esta jerarquía y está trabajando en diferentes iniciativas tendentes a la prevención de la producción de residuos, disminución de la peligrosidad de las sustancias que los componen y reducción de la cantidad de residuos peligrosos que se generan en la actividad de la universidad.

Un residuo peligroso es aquel residuo que presenta una o varias de las siguientes características de peligrosidad: explosivo, cancerígeno, comburente, corrosivo, inflamable, infeccioso, irritante, tóxico, nocivo, mutagénico y/o ecotóxico.

Dentro de los residuos peligrosos que se producen en los talleres y laboratorios de docencia y de investigación de la UPV/EHU destacan los residuos de origen químico, residuos sanitarios, residuos radiactivos, residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) y residuos de animales de experimentación (SANDACH).