Minimización de los Residuos Peligrosos

 

“El mejor residuo es el que no se genera”

 

La minimización de residuos peligrosos consiste en la adopción de medidas organizativas y operativas encaminadas a disminuir, hasta niveles económicos y técnicamente factibles, la cantidad y peligrosidad de los residuos que se producen, con el fin de evitar el tratamiento o la eliminación final de los mismos.

A nivel técnico se puede avanzar en la minimización o reducción de los residuos peligrosos adecuando el stock de reactivos y materiales a las necesidades de cada laboratorio, compartiendo la compra con otros docentes o grupos de investigación, mejorando el diseño y la escala de los experimentos, sustituyendo reactivos y materiales peligrosos por otros no peligrosos, acordando con los proveedores la devolución de los envases, reduciendo la peligrosidad de los residuos utilizados mediante tratamientos in situ en el propio laboratorio o taller y/o realizando mantenimientos para alargar la vida útil de la instrumentación y equipos, entre otros.   

El factor económico también es una variable a tener en cuenta en la minimización de residuos peligrosos. En este caso, se trata de minimizar costes asociados a la gestión y tratamiento de los residuos, costes asociados al consumo de envases para su acondicionamiento y costes asociados a los procesos de recogida, acondicionamiento y transporte, que en 2017 superaron 150.000 € para la UPV/EHU.

Animamos a todas las personas que producís y/o gestionáis residuos peligrosos en los diferentes laboratorios y talleres de los centros de la UPV/EHU a asumir este reto de minimización.

Para ello podéis consultar: