Alumnos de la UPV restauran una obra ubicada en Leioa que cuenta con ocho piezas sonoras

Sonidos tibetanos en el campus.

El País. 11.oct.2013

Hace 18 años que un grupo de estudiantes de Bellas Artes de la Universidad del País Vasco (UPV) realizó una escultura con forma de cuerno como trabajo de fin de licenciatura. La obra, de nueve metros de largo y dos de alto, no pasaba desapercibida en la campa situada frente a la facultad. El proyecto no era solo un trabajo escultórico, sino que tenía la capacidad de producir sonidos por efecto del viento. Pero, por temor a que el cuerno pudiera resultar molesto para la comunidad universitaria, se colocó de espaldas a los vientos dominantes, y nunca sonó como estaba previsto. Restaurada y con un sistema sonoro electrónico, la escultura ofrecerá este lunes su música con motivo de la inauguración del nuevo edificio de Bellas Artes, en el campus de Leioa.

(seguir leyendo en El País)

Erantzuna idatzi

 

 

 

HTML etiketa hauek erabil ditzakezu

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>