Spin-offs en las universidades?

José Mari Beraza y Arturo Rodríguez, autores de la investigación

En los últimos años venimos asistiendo a una proliferación de programas de apoyo a la creación de spin-offs en las universidades, con vistas a explotar comercialmente ciertos conocimientos producidos en su seno. Sin embargo, no hay un único modelo válido para apoyar la creación de este tipo de empresas.

Los investigadores José María Beraza y Arturo Rodríguez, ambos profesores del departamento de Economía Financiera II de la Universidad del País Vasco/ Euskal Herriko Unibertsitatea, han publicado recientemente un trabajo titulado “Variables that determine the Characteristics of University Spin-off Support Programs” en el que plantean cuatro modelos de programas para impulsar la creación de spin-offs en las universidades.

Los doctores Beraza y Rodríguez han identificado un conjunto de variables que determinan las características de estos programas, entre las que destacan: el origen de la iniciativa, el área de actividad, los objetivos del programa, la financiación, los tipos de spin-offs a las que se presta apoyo, la organización de las actividades de apoyo, el grado de integración y el grado de autonomía.

A partir de ahí establecen las condiciones de las universidades y del entorno bajo las cuales se deberían alinear dichas variables, y perfilan cuatro modelos básicos de programas de apoyo:

  • establecidos en universidades de baja calidad con un entorno desfavorable,
  • establecidos en universidades de alta calidad con un entorno desfavorable,
  • establecidos en universidades de baja calidad con un entorno favorable y
  • establecidos en universidades de alta calidad con un entorno favorable.En consecuencia, respecto del apoyo a la creación de spin-offs, no hay un único modelo de referencia.

La principal implicación de cara a poner en marcha este tipo de programas es que las condiciones locales son muy importantes para conseguir que el desarrollo de este tipo de programas sea exitoso. Tampoco se debe olvidar que, ante todo, la universidad debe ser capaz de garantizar una base científica suficiente para que las ideas innovadoras aparezcan. Por esta razón, probablemente no todas las universidades deben involucrarse estratégicamente en el apoyo a la creación de spin-offs. Solo aquellas que disponen de los medios necesarios (investigadores, proyectos, programas, recursos de investigación y personal técnico suficientemente cualificado), tanto en términos cuantitativos como cualitativos, pueden tener una razonable capacidad para “exportar” los resultados de su investigación y, por tanto, emprender una política de apoyo a la creación de spin-off.

En consecuencia, respecto del apoyo a la creación de spin-offs, no hay un único modelo de referencia. Los modelos que han tenido éxito en un tipo de universidad y en un entorno concreto raramente se pueden trasladar de un país a otro, e incluso dentro de un mismo país. Todo depende, en gran medida, del entorno local y de las características de la propia universidad, así como de las aspiraciones de la administración local y de los líderes institucionales.

El presente trabajo ha sido publicado como un capítulo del libro titulado “Entrepreneurial Universities. Exploring the Academic and Innovative Dimensions of Entrepreneurship in Higher Education, dentro de la serie de publicaciones sobre “Innovation, Technology, and Knowledge Management, editado por Springer.

Deje una respuesta

 

 

 

Puedes utilizar estos tags HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>