Mostrar menu
twitterFacebookBloggerlinkedinMeneame

Salidas profesionales

Actualmente, la mayoría de los ilustradores científicos son contratados como freelance. Centros de investigación, museos, departamentos universitarios, hospitales, clínicas, editoriales especializadas, agencias especializadas de publicidad, medios de comunicación, entidades relacionadas con la divulgación científica o la conservación de la naturaleza, entre otros, pueden ser potenciales clientes.