Estrategias y herramientas disponibles para la evaluación a distancia

La evaluación a distancia puede ser llevada a cabo a través de diferentes herramientas o pruebas que tienen como objetivo comprobar, valorar, estimar y evidenciar que los y las estudiantes han alcanzado unos determinados resultados de aprendizaje. Ahora bien, el tipo de herramienta o prueba que se seleccione debe adaptarse al tipo de aprendizaje que pretendemos evaluar. A modo de orientación general y sin pretender abarcar todas las fórmulas posibles:

Si se quiere comprobar que el alumnado posee y comprende los conocimientos básicos en la materia.

  • Pruebas de preguntas tipo test: opción múltiple, verdadero-falso, … (cuestionario)
  • Preguntas cortas (tarea, prueba oral en BBC, cuestionario).

Si se quiere evaluar la capacidad de aplicar los conocimientos y argumentarlos.

  • Problemas, casos o ejercicios (tarea de envío de archivos en diversos formatos).
  • Pruebas escritas a desarrollar (tarea).
  • Pruebas orales que también pueden ser utilizadas como un complemento a una prueba escrita realizada previamente.
  • Simulaciones. 

Si se quiere valorar la capacidad de combinar e interpretar datos relevantes para emitir juicios que incluyan análisis y juicio profesional y/o científico.

  • Trabajos individuales o en equipo: resolución de problemas, diseño de proyectos (tarea, prueba oral en BBC o portfolio).
  • Elaboración de monografías, ensayos, estados de la cuestión, informes expertos utilizando datos cuantitativos, proyectos de intervención, análisis de impactos (económicos, sociales, ambientales…).
  • Resolución de casos clínicos, casos jurídicos, etc.

Si se quiere evaluar la capacidad de elaborar y transmitir información e ideas en diversos soportes.

  • Exposición y defensa de trabajos (tarea de envío de archivos en diversos formatos, prueba oral en BBC o portfolio).
  • Realización de vídeos, presentaciones gráficas, animaciones.

Cuestionarios y pruebas tipo test

  • Se trata habitualmente de pruebas síncronas, dirigidas a la evaluación de conocimientos básicos que el alumnado debe solventar sin otro recurso que su propia capacidad y en un tiempo limitado.
  • Es importante contemplar también la posibilidad de determinar un margen de tiempo concreto para realizarlo de forma asíncrona, de manera que el alumnado pueda conectarse varias veces para entregarlo resuelto, con objeto de evitar así el riesgo de pérdida de conexión y facilitar, además, la realización de la prueba al alumnado que tenga que conectarse desde el extranjero, tal vez con otro huso horario. No debemos olvidar que el mismo formato puede conllevar dificultades añadidas a una parte del alumnado.
  • En las pruebas tipo test el estudiantado debería poder volver fácilmente al ítem que no ha podido responder en el momento de su presentación para que la prueba sea lo más similar posible a la que se realizaría en un contexto presencial.

  • Se han desarrollado experiencias en las que los y las estudiantes son quienes preparan las baterías de preguntas tipo test que deben ser revisadas y discutidas junto con el profesorado para depurar su correcta formulación y resolución. Estas baterías son las que posteriormente se utilizan en la prueba síncrona. Se trata de una actividad de gran valor formativo.

  • Los cuestionarios de respuesta abierta o de desarrollo son ampliamente utilizados en pruebas en tiempo real síncrono, que el alumnado realiza en un tiempo limitado. Se dispone de esta herramienta en la plataforma eGela.

  • En el caso de pruebas de tipo matemático o similares se puede recurrir a la resolución mediante lápiz y papel, para después enviar la solución fotografiada a través de eGela en el tiempo establecido.

  • En todo este tipo de pruebas es necesario asegurar que todo el alumnado cuenta con los medios tecnológicos necesarios para llevarla a cabo y contar con que hay un margen de situaciones imponderables e incontrolables que pueden poner en riesgo la citada prueba.

  • Recomendaciones de configuración:

    • Elaborar una batería de preguntas tipo test superior en cantidad al número de preguntas de la prueba y organizarlas por categorías.
    • Generar las preguntas y las opciones de respuesta de forma aleatoria.
    • Limitar el tiempo de realización de la prueba.
    • Solicitar la argumentación de las respuestas (en preguntas abiertas-ensayo).
    • Si se trata de pruebas de larga duración, considerar la posibilidad de secuenciar su realización con varias pruebas de diversa tipología.
    • Elaborar un plan alternativo para solventar problemas de conexión o similares que puedan surgir en la realización de la prueba.
  • Es importante que este tipo de pruebas sean utilizadas con mesura cuando se lleven a cabo en un entorno a distancia, ya que llevar el control de la situación y asegurar que todo el alumnado tiene las condiciones para realizarlas es complicado, sobre todo cuando se trata de grupos numerosos.

Pruebas orales

  • Las pruebas orales pueden ser realizadas de forma síncrona y asíncrona y proporcionan versatilidad a la evaluación a distancia, al poderse realizar tanto mediante videoconferencia como a través de la grabación de contenidos de vídeo para su posterior discusión. Para este tipo de pruebas resulta muy útil la herramienta de videoconferencia BBC en eGela u otras similares que permiten la interacción directa entre el profesorado y el alumnado, individualmente o en grupo, así como compartir archivos.
  • Las posibilidades que nos ofrecen las pruebas orales son amplias y pueden servir de complemento a un trabajo grupal y facilitar que una parte de la calificación se obtenga en función de las respuestas a las cuestiones planteadas sobre el trabajo presentado. Es una estrategia que puede abrir posibilidades en grandes grupos. Además, cuentan con la ventaja de poder hacerse con facilidad a través de los teléfonos móviles.
  • Recomendaciones de configuración:
    • Considerar la programación de sesiones plenarias o por grupos de BBC en eGela, en función del tipo de prueba.
    • Dar al alumnado el rol de presentador para que pueda intervenir en el momento oportuno.
    • Proporcionar unas indicaciones sobre el uso de los recursos incluidos en BBC (chat, sondeos, compartir archivos o aplicaciones) y aclarar si está permitido o no su uso durante la prueba.
  • Se aconseja, si fuera posible, la grabación de este tipo de pruebas orales y su posterior custodia al menos hasta que se cierren las actas, ya que pueden ser de utilidad tanto para proporcionar feedback a nuestros y nuestras estudiantes como para la revisión de las calificaciones. No podemos olvidar que es un derecho del alumnado, por lo que habrá que ofrecerle esta posibilidad y precisar, expresamente, que grabará la voz y no la imagen.

Entregables

  • Los entregables permiten evaluar el aprendizaje del alumnado tras el envío y recepción de contenidos digitales que a continuación se revisarán, valorarán, calificarán y a los que se podrá dar retroalimentación. Para esta actividad resulta muy útil el recurso Tarea de eGela. Lo más habitual es que se lleven a cabo de forma asíncrona.
  • El recurso Tarea de eGela permite la realización y recepción de diversas pruebas y entregables, tales como preguntas cortas, pruebas escritas a desarrollar, problemas o ejercicios, proyectos, informes, o exposición de trabajos (individuales o en equipo).
  • Otra opción que se puede configurar como tarea son los exámenes a “libro abierto” o de desarrollo, en los que los y las estudiantes realizan análisis propios basados en la materia estudiada pero que requieren una elaboración crítica personal. En estos casos, el alumnado puede utilizar materiales de consulta, aunque el tiempo para llevar a cabo la tarea es limitado. Puede ser completado con una explicación grabada en vídeo o incluso con una breve entrevista con el profesor o profesora que permita al estudiante exponer su razonamiento.
  • El alumnado puede presentar sus entregables en diversos formatos: documentos de texto, hojas de cálculo, imágenes, audio y vídeos, entre otros. La grabación por parte de los y las estudiantes de vídeos (presentaciones de trabajos, resoluciones de problemas, explicaciones complementarias a determinadas actividades) y su posterior envío pueden ser pruebas a considerar. 
  • Recomendaciones de configuración:
    • Indicar en la tarea las condiciones de realización y entrega de la misma, así como el formato de los archivos a entregar.
    • Si se configura la tarea como actividad síncrona, requerir que los y las estudiantes escriban el texto directamente en un campo, utilizando el editor de texto.
    • Requerir al alumnado que pulse el botón de envío y advertirle de esta necesidad.
    • En el caso de trabajos grupales, habilitar la configuración de entrega por grupo.
    • Configurar los tipos y tiempos de retroalimentación más adecuados para cada caso.

Elaboración de trabajos, proyectos y portafolios

Se trata de pruebas que tienen en común un periodo de tiempo de realización prolongado y requieren activar la autorregulación y la autonomía de los y las estudiantes. Pueden ser pruebas independientes o una concatenación de entregables que van configurando, de forma progresiva, un producto final, como ocurre en el aprendizaje basado en problemas, en el aprendizaje basado en proyectos, en las resoluciones de casos clínicos o en el aprendizaje basado en la investigación.

Recomendaciones de diseño para trabajos, proyectos y portfolios:

  • Incluir elementos de reflexión, contextualizados y particularizados, que dificulten la eventual tentación de copiar de algún repositorio.
  • Combinar la entrega del trabajo con una presentación o entrevista oral para que cada estudiante demuestre su dominio de la temática y su nivel de competencia.
  • Explicar y proporcionar pautas claras al alumnado sobre la gestión correcta de la información en los trabajos académicos: utilización de bases de datos, manejo de la información de Internet, citación de fuentes, etc.
  • Utilización de programas anti-plagio para que sean los y las estudiantes quienes verifiquen el grado de similitud de su trabajo antes de la entrega definitiva.

Este tipo de trabajos pueden gestionarse desde eGela a modo de tareas o también a través de eGela Portfolio.