Plan de docencia no presencial

El Plan de docencia no presencial es una adaptación de las guías docentes de la asignatura a las circunstancias de excepcionalidad actuales, y, en este sentido debe ser explicitado por escrito, supervisado por el departamento y comunicado a los responsables de la titulación (persona coordinadora del curso y de grado). Es el documento que modifica y sustituye eventualmente la guía docente oficial publicada en la página web.

Para el buen funcionamiento de la docencia no presencial todas las asignaturas de grado o máster que se estén impartiendo en este cuatrimestre deben contar con un plan de docencia no presencial. Se recomienda que sea definido con una perspectiva “larga” en el tiempo, de manera que prevea incluso cubrir todo el tiempo que queda hasta la finalización del curso. Asimismo, se aconseja a los equipos docentes que tengan en cuenta modos de evaluación alternativos, que pudieran ser aplicados en el hipotético caso de que llegáramos al periodo de evaluación final en esta situación de excepcionalidad.

Cada equipo docente de asignatura y cada profesora o profesor deberá ir programando periodos de docencia, a modo orientativo pueden ser quincenales, de forma que se vaya cubriendo la asignatura de forma satisfactoria. Se recomienda establecer rutinas de trabajo y mantener contacto con el alumnado en el horario oficial de clase y disponibilidad para consultas en horas de tutoría.