Consulta en sala

La mayor parte del fondo documental de la UPV/EHU puede consultarse de manera libre en nuestras 13 bibliotecas, que en total cuentan con 4105 puestos de lectura y 553 ordenadores. Además, para el uso del material excluido de préstamo (como las revistas), las salas de consulta disponen de fotocopiadoras y escáneres, que pueden utilizarse respetando los límites legales.

Qué puedo consultar en las salas

  • El fondo impreso, ubicado en su mayoría en estanterías abiertas en las distintas bibliotecas de la universidad. Para la consulta del fondo ubicado en depósitos cerrados deberás acudir al personal de la correspondiente biblioteca. Algunos documentos, como las tesis impresas, son de acceso restringido. Para localizar el fondo que te interesa consultar utiliza nuestro catálogo.
  • Documentos audiovisuales en VHS o DVD (sólo en las bibliotecas de campus de Gipuzkoa y Bizkaia).
  • Documentos en CD-ROM y microformas
  • Recursos electrónicos en línea, desde ordenadores de todas nuestras bibliotecas, siempre previa identificación con la cuenta LDAP.

Quién puede acceder a la consulta en las salas

El acceso a las bibliotecas de la UPV/EHU es universal y gratuito. No obstante, en períodos de mucha afluencia y ante la escasez de puestos de lectura se dará prioridad a los miembros de la UPV/EHU.

  • Fondo impreso: libre acceso para cualquier persona.
  • Consulta de recursos que requieran la utilización de nuestros ordenadores: restringida a los miembros de la comunidad universitaria de la UPV/EHU.
  • Acceso a recursos electrónicos en línea con dispositivos propios (portátiles, móviles o tabletas): por la red WiFi corporativa (Eduroam), igualmente restringida a miembros de la universidad.

Normas de conducta en las salas de consulta

  • Procura guardar silencio. Si necesitas hablar con tus compañeros puedes usar las salas de trabajo en grupo.
  • Está prohibido introducir comida o bebida (excepto agua).
  • Los móviles deben permanecer silenciados.
  • Los libros y revistas, una vez utilizados, deben depositarse en los carros o dejarse en las mesas, nunca en las estanterías.
  • El fondo bibliográfico debe tratarse con cuidado (no subrayar ni escribir en los libros, no emplear marcas indelebles, etc.).
  • Respeta siempre las indicaciones del personal.