Acceder a financiación para realizar actividades de innovación no garantiza su éxito

Dr. Jean Pierre Seclen, profesor invitado del Instituto de Economía aplicada a la Empresa de UPV/EHU

‘Acceder a financiación para realizar actividades de innovación no garantiza su éxito’, subraya el Dr. Jean Pierre Seclen, del Grupo de Investigación en Gestión de la Innovación de la Pontificia Universidad Católica de Perú.  Allí realizaron una investigación para conocer la relación entre financiación y éxito en la innovación.  El estudio evidencia que no todas las empresas que han sido beneficiarias de alguna ayuda pública culminan con éxito su proyecto de innovación. ‘Este es el caso de Perú, donde 4 de cada 7 empresas no logra concluir su proceso de innovación, inclusive existen de manera marginal algunas empresas  que cesaron en su actividad comercial después de dos años de haber recibido ayuda pública’, subraya el profesor Leclen.

A la luz de los resultados de esta investigación,  el Dr.  Seclen afirma ‘que existe una relación entre el proceso de innovación y los resultados de innovación. Es decir, en la medida que se considere la gestión de la innovación como una actividad estratégica que sí se puede sistematizar, esta podría influir sobre los resultados de innovación’. En consecuencia ‘aquellas empresas que no gestionan ni sistematizan su innovación, tienen muchas posibilidades de fracasar en sus actividades de innovación’.

El profesor Seclen es Doctor en Economía -con mención internacional- por la Universidad del País Vasco/ Euskal Herriko Unibertsitatea, donde inició su actividad investigadora. Las principales líneas de su investigación son precisamente la innovación en las pequeñas empresas, servitización y competitividad territorial. Para este investigador, ‘la falta de acceso al financiamiento por parte de las pequeñas empresas ha sido una barrera para poder innovar’. Las causas hay que buscarlas en que se requiere hacer algunas inversiones para crear o mejorar nuevos productos, incorporar nuevos procesos, emplear métodos avanzados de gestión y/o realizar nuevas formas de introducir un bien o servicio en el mercado.

Actualmente, en la mayoría de las economías tanto avanzadas como emergentes, los policies makers implementan una serie de instrumentos de apoyo a la I+D+i dentro de sus respectivas políticas de Ciencia, Tecnología e Innovación. Sin embargo en opinión de este profesor invitado del Instituto de Economía aplicada a la Empresa de UPV/EHU,  ‘poco se conoce sobre los resultados de innovación obtenidos por las empresas beneficiarias de estos fondos y, sobre todo, cómo estas empresas gestionan su innovación’.

Dentro de las principales razones por las que las empresas no culminan sus procesos de innovación se encuentran:

1. La falta de personal altamente cualificado (se invierte poco en formación del personal para actividades de innovación)
2. Las empresas no forman equipos de I+D+i (en promedio las empresas cuentan con cinco colaboradores dedicados a las actividades de innovación)
3. La toma de decisiones para innovar recae en el gerente de la empresa (el 83% de las empresas no toman en cuenta a los equipos de I+D+i para la toma de decisiones)
4. La falta de planificación de las actividades de innovación (el 55% de las empresas no cuenta con un Plan Estratégico Tecnológico)
5. La falta de medición de los resultados de innovación (el 58% de las empresas no miden la innovación)
6. El poco uso de métodos y/o herramientas para la gestión de la innovación (el 43% de las empresas no utiliza la vigilancia estratégica, el 81% no utiliza el análisis de patentes, el 58% no utiliza el I+D Costing, el 70% no utiliza el QFD, la 60% no utiliza plan de marketing, el 56% no utiliza el análisis post lanzamiento del producto, etc.).

En definitiva, todo ello tiene implicaciones sobre el proceso de innovación debido a que se pierde efectividad y como conclusión, el tiempo desde que se genera una idea hasta que pone el producto en el mercado, puede no ser el adecuado. En este estudio, se encontró que en promedio, el proceso de innovación tiene una duración de 24 meses y las empresas estudiadas obtuvieron en promedio 2,6 innovaciones de productos en el periodo del 2013 al 2015. Sin embargo, aquellas empresas que gestionan mejor su proceso de innovación (planifican, miden, utilizan herramientas, etc.), obtienen mejores resultados de innovación.

*Jean Pierre Seclen Luna es Doctor en Economía -con mención internacional- por la Universidad del País Vasco/ Euskal Herriko Unibertsitatea, profesor asociado a tiempo completo en el Departamento Académico de Ciencias de la Gestión de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Inició su actividad investigadora en la Universidad del País Vasco y actualmente es investigador principal en el Grupo de Investigación en Gestión de la Innovación de la PUCP. Ha publicado en revistas nacionales e internacionales en temas relacionados con la innovación y servitización. Sus principales líneas de investigación son innovación en las pequeñas empresas, servitización y competitividad territorial.

Para mayor referencia puede verse el artículo:
Seclen, J.P. (2017): “¿Existe relación entre la gestión de la innovación y los resultados de innovación? un análisis exploratorio de empresas innovadoras peruanas”. Paper in XXVI International Conference of the European Academy of Management and Business Economics. Economy, Business and Uncertainty: ideas for a European and Mediterranean industrial policy? 4–5 September, Reggio Calabria, Italia.
Otros trabajos:
Seclen, J.P. (2016): “Crecimiento empresarial en las pequeñas empresas de la industria Metalmecánica de Lima: un estudio de casos múltiple” Ekonomiaz, 90(2), 224 – 241.
Seclen, J.P. & Ponce, F. (2017): “¿Innovación en el Perú? Una reflexión a partir indicadores sintéticos”, 360 Revista de Ciencias de la Gestión, 2, 120 – 132.

 

 

Deje una respuesta

 

 

 

Puedes utilizar estos tags HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>